Ya ha llegado el sol, el buen tiempo y las horas de luz se alargan. Pero más de la mitad de la población sufrimos ese cansancio y apatía al comienzo de la primavera; la temida astenia primaveral, que se caracteriza por una sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica, sobre todo en las personas de 20 a 50 años y con mayor preponderancia en las mujeres que en los hombres.

Seguro que más de una vez lo has notado y ahora que ha llegado la primavera vuelve esa sensación. Por lo general aparece por la mañana y resulta variable con forme avanza el día. Y es que muchas veces se agrava con el reposo, ya que suele estar asociado a un trastorno del sueño y el mal descanso, además de otros trastornos como la pérdida de apetito o la fatiga muscular.

La causa tiene que ver con los cambios del sistema nervioso que se manifiestan con la llegada del buen tiempo, así como con las alergias primaverales. El aumento de la temperatura, el mayor número de horas de luz o el cambio horario, son algunas de las causas que provocan importantes alteraciones para el organismo, afectando especialmente a nuestro ritmo biológico, que tiene que adaptarse de forma brusca a la nueva situación. Y al tratarse de un proceso adaptativo del organismo, no existen tratamientos específicos para curar la astenia, por lo cual no existen medicamentos curativos como tal.

Aún así, existen algunas pautas que ayudan a que el cuerpo y la mente se adapten con mucha mayor facilidad.

  1. En primer lugar, tenemos que llevar una vida saludable: hacer comidas a horas regulares, mantener el cuerpo en un buen estado físico y mantener una vida ordenada.
  2. Evitar las comidas pesadas y comida rápida representa una gran ayuda: Hay alimentos que nos ayudarán como los cereales, las legumbres, las frutas y verduras de temporada.
  3. Evita el exceso de grasas saturadas y colesterol: en tu dieta diaria, aumenta la presencia de ácidos grasos poliinsaturados, como los Omega-3, abundantes en el pescado azul y en productos enriquecidos.
  4. Mantén el cuerpo bien hidratado: Con el cambio de estación y la llegada del calor de la primavera, el cuerpo empieza a sudar y hace un gasto de agua corporal mucho más elevado. Es recomendable beber de 1,5 a 2 litros de agua al día.
  5. La Jalea real es un complemento que nos puede ayudar a vencer esa astenia: es un producto segregado por las abejas nodrizas y que sirve para alimentar a las larvas de la colmena durante los 3 primeros días y a las futuras reinas durante toda la vida.

JALEA REAL 1500 +

JALEA REAL CON PROPOLEO

Las vitaminas que contienen del grupo B, son responsables de al desaparición de la fatiga y de la sensación de bienestar. Además, por sí sola constituye un excelente complemento alimentario en estados de debilidad o agotamiento físico o psíquico, por lo que se recomienda su uso para aliviar los síntomas leves y temporales de la astenia primaveral.

______________________________

Otro de los inconvenientes de la primavera para muchas personas, son las temidas alergias primaverales. El polen causa estragos en los alérgicos (estornudos, lagrimeo, conjuntivitis, fatiga, rinitis, tos, etc.), por eso es recomendable tomar precauciones y paliar los efectos de las alergias primaverales. A la medicina se suman los remedios naturales antialergénicos.

Estos tratamientos naturales, con plantas como el aciano, eufrasia, meliloto y el saúco, ayudan a evitar las molestias oculares derivadas de estas situaciones. Pueden calmar los síntomas asociados a estos procesos alérgicos, algunas aportan mucilagos protectores de las mucosas del aparato respiratorio, otras presentan propiedades antiinflamatorias y contribuyen a despejar las vías respiratorias.

oftalnatur-toallitas

Desde El Naturalista os recomendamos que con el comienzo de la primavera pongamos remedio a esas pequeñas molestias de las que os hemos estado hablando, típicas del cambio de estación, que en muchas ocasiones se pueden agravar y que podemos solucionar de una forma natural para sentirnos igual de bien durante todo el año.

¡Y a disfrutar de la primavera!