Vamos a trabajar y estamos con el ordenador. Hacemos alguna consulta y miramos el móvil, vamos a casa y estamos delante del televisor. Móvil, ordenador, tablet, televisión, consola y no paramos de contar con cachivaches y nuevas tecnologías con las que estamos en contacto día sí y día también.

Y esto puede acabar pasando factura a nuestros ojos. Normal. Y es que cada vez forzamos más la vista y empiezan las molestias, el dolor de cabeza o la sequedad ocular.

En muchas ocasiones no le damos mayor importancia, pero no estamos hablando de ninguna tontería, ya que esto es como todo, cuando más fuerzas una máquina al final se estropea. Por eso tenemos que cuidar de nuestra vista en todo momento y ayudar a nuestros ojos con prácticas y productos que hagan más fácil el uso continuado de estos nuevos aparatos.

Consecuencias:

1. Fatiga visual. También conocida como vista cansada.

2. Hipersensibilidad a la luz. Ya que nuestros ojos se vuelven más vulnerables a cualquier exposición que les llegue de forma directa y fuerte.

3. Picores e irritación de los ojos. Son esos momento en los que después de unas horas frente a la pantalla, nos pican los ojos y empieza el lagrimeo continuado.

4. Dolor de cabeza o mareos, ya que el ojo no está acostumbrada a que le den tanta caña y no descansa lo suficiente.

5. Visión borrosa. Es el primero de la lista de los síntomas que más afectan a las personas que usan de forma frecuente pantallas electrónicas.

6. Enrojecimiento e inflamación como consecuencia de la vista cansada.

Todos estos síntomas puede reducirse si seguimos algunos consejos que nos ayudarán a prevenirlos o por lo menos a que no sean tan fuertes.

– Evitar el brillo excesivo sobre la superficie en la que estamos fijando la vista y donde estamos trabajando.

– Descansando los ojos a ratos. Podéis hacerlo cerrando los ojos y cambiando la vista hacia un objeto lejano.

– Si tenemos la opción, es mucho mejor utilizar la luz natural que la artificial.

– No acercarnos demasiado a la pantalla. Mantenernos a una distancia mínima de 60 centímetros.

– Trabajar los textos con letras grandes y legibles para no forzar tanto nuestra vista.

– Levantarse cada hora y caminar por lo menos 5 minutos para descansar la vista y también la postura.

– Parpadear constantemente para evitar la sequedad en los ojos.

Pero nosotros también te aconsejamos que cuides tus ojos de forma natural y ayudándoles a calmar el hinchazón o la rojez que podemos padecer.

Se trata de Oftal-Max, un combinado a base de plantas naturales (Aciano, eufrasia, meliloto, llantén, saúco) cuyas propiedades antibióticas, emolientes, demulcentes y antiinflamatorias os ayudarán a remediar las afecciones y molestias de los ojos.

oftalmax_El naturalista

Un envase presentado con 10 bolsitas de infusión para aplicar en forma de baños oculares o bien mediante una gasa empapada de esta infusión.