Monday June 20th, 2022

La importancia de la higiene ocular

us parpados y tus pestañas actúan protegiendo tus ojos de forma directa frente a todas las agrasiones externas

Es el momento de cuidarlas

Al igual que llevamos una rutina periódica de higiene de manos, dientes, cara, cuerpo, etc. nuestros párpados y pestañas también necesitan una adecuada limpieza diaria para poder disfrutar de una buena salud ocular, sin molestias e irritaciones.

Las pestañas son el escudo de nuestros ojos. Son pelos rígidos de aproximadamente 1 cm de largo que impiden la entrada de polvo, arena y cualquier partícula de la contaminación medioambiental. También tienen la función de proteger al ojo de la luz solar. Sin ellas, el globo ocular estaría frecuentemente irritado.

Los párpados se encargan de mantener los ojos hidratados. Cuando parpadeamos, el líquido lagrimal lubrica y protege la conjuntiva ocular. Cuando el organismo no es capaz de producir el suficiente flujo lagrimal, es cuando sentimos esa sensación de sequedad y molestias en los ojos. Esta sequedad ocular puede ser causada por múltiples factores como la exposición a una intensa luz solar, el polvo, el polen, la luz de la pantalla del ordenador o móvil, etc.

Consejos sobre higiene ocular

  1. Llevar una rutina de limpieza de párpados y pestañas mediante toallitas o geles especiales, quitando con mucho cuidado la suciedad, legañas o restos de maquillaje.
  2. Bajar el brillo de los dispositivos electrónicos como móvil, Tablet u ordenador puede ayudarnos a reducir problemas de irritación en los ojos.
  3. Mantener una distancia de 35-40 cm entre los ojos y el material de trabajo.
  1. Los expertos recomiendan realizar pausas cada dos horas de trabajo o estudio para permitir que el ojo descanse.
  2. Evitar tocarnos los ojos sin habernos lavado previamente las manos. A veces no podemos aguantar ese picor y escozor tan molesto, pero debemos saber que la suciedad que pueda haber en nuestras manos puede empeorar la molestia.
  3. Proteger los ojos de los rayos UV mediante gafas de sol, preferiblemente gafas polarizadas.

Oftalnatur,

con ácido hialurónico, caléndula y hamamelis. Toallitas oftálmicas estériles – hidratación y limpieza profunda y natural.