Thursday September 27th, 2018

Los beneficios de dar un abrazo.

¿Cuántas veces hemos ido por la calle y hemos visto a gente que lleva un cartel con la frase “Regalo abrazos”? Se puso de moda hace un par de años y todavía nos sigue haciendo gracia pero nos saca una sonrisa y por qué no, también un abrazo.

naturalista_fb8

Esta acción puede parecernos una tontería o incluso un juego de niños, pero la verdad es que el simple hecho de dar un abrazo nos aporta muchos beneficios. ¡Como lo oyes!

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y seguramente el más sensible ya que señala nuestros límites, que pueden convertirse en una barrera si no nos comunicamos a través de ella. No olvidemos que en la piel se encuentra nuestro sentido más desarrollado, el tacto, y por ello es la encargada de recibir los estímulos del exterior.

Se dice que necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantener nuestro equilibrio emocional y doce para recorrer el camino del crecimiento como persona.

Esto no lo ha comprobado ningún estudio ni ningún científico pero, ¿cómo te sientes cada vez que recibes un abrazo? Y es que la acción de un abrazo es tan importante que la ausencia de contacto físico amoroso aísla al individuo de forma emocional y social. Y esto sí que está demostrado científicamente.

Lee, lee. La lista de beneficios da para mucho:

– Aumentan la sensación de bienestar.

– Retrasa el envejecimiento.

– Reduce el apetito.

Preserva la condición física de los músculos de los brazos y los hombros.

– No exige un ambiente en particular. Cualquier lugar y cualquier momento es bueno para dar un abrazo.

– Actúa como una medicina natural que alivia problemas físicos y emocionales.

– Nos sube el autoestima.

– Al arroparnos, nos proporciona seguridad y confianza.

– Favorece la expresión emocional no verbal.

Rebaja el nivel de estrés y la angustia.

– Nos ayuda comunicarnos con los demás, facilitando la comunicación afectiva y el sentimiento de empatía.

– Mejora nuestro humor y aumenta el positivismo.

– Cada vez que damos un abrazo…¡Recibimos otro!

Desde El Naturalista te recomendamos que regales abrazos. Es una de las mejores formas de sentirte bien contigo mismo y con el resto de personas.

¡Pruébalo! Seguro que te engancha 😉