una pareja se besa
26 de noviembre de 2018

Los beneficios de los besos

naturalista

En estas fechas tan señaladas, llegan los reencuentros, los abrazos y los besos. Sobre todo los besos. Y es que, ¿a quién no le gusta recibir un buen beso?

Besos con ternura, besos apasionados, besos de amor, inesperados, desconocidos y besos conocidos. Besos de todo tipo que cambian de aspecto dependiendo de quién sea la persona a la que vamos a regalárselo. Pero todos bien recibidos.

Y es que los besos son la forma más agradable de comunicarnos sin tener que decir ni una palabra. Pero no sólo son agradables y nos aceleran el pulso cuando son besos intensos, también nos ayudan a tener un buen estado de salud.

1- Ayudan a quemar calorías

Apunta. Porque con un beso de tres minutos podemos llegar a quemar hasta 13 calorías. Eso sí, si nuestro objetivo es ponernos en forma, deberemos complementarlos con otro tipo de deporte, ¿qué os parece?

2- Activan la circulación sanguínea

3- Aumentan los niveles de bienestar

Los especialistas sostienen que besarse produce bienestar porque nos hace liberar oxitocina, una hormona asociada con el enamoramiento, el cariño, la ternura, el amamantamiento, el orgasmo y el parto.

4- Disminuyen la aparición de arrugas en nuestra piel

Besar nos hace ejercitar más de 30 músculos faciales, que nos ayuda a mantener los músculos de nuestra cara ejercitados, disminuyendo así la formación de arrugas y estimulando la regeneración de la piel.

5- Son el antídoto más natural frente a los síntomas de la depresión

La liberación de endorfinas durante la acción de un beso, produce una sensación placentera que reduce los cuadros de angustia, desanimado, tristeza o aflicción.

6- Un sistema inmunológico alto

Se ha demostrado que los besos estimulan la secreción de otras hormonas que funcionan como analgésicos, alivian alergias y retrasan la aparición de síntomas como estornudos y secreción nasal.

7- Reduce las probabilidades de sufrir alextimia

Se trata de un desorden neurológico que consiste en la imposibilidad de dar expresión verbal a las emociones.

8- Una ayuda en nuestra higiene bucal

Según estudios expuestos en la web de WorlDental.org, cuando nos damos un buen beso, aumenta el flujo de saliva en nuestra boca, que es lo que nos ayuda a mantenerla saludable, junto con dientes y encías.

9- Adiós dolores

La próxima vez que tengas dolor de cabeza u otro tipo de molestia física, intenta conseguir un beso en vez de alguna medicina para el dolor: besar libera endorfinas que ayudan a mitigar el dolor. Y hay quienes dices que sus efectos son el doble de poderosos que los mitigadores del dolor artificial, menos los efectos secundarios.

Así que ya sabéis, el dolor de cabeza ya no es excusa para nadie.

10- En nuestra relación en pareja

Son muy valiosos porque son un pilar fundamental de la relación íntima con esa persona y de la complicidad entre ambos. Además, aumentan el vínculo, la confianza y la seguridad en la pareja.

¿Qué más excusas se necesitan para dar un buen beso?