15 de noviembre de 2018

Mantener el peso en invierno

Cuando llega el invierno cambiamos la ropa del armario y sustituimos prendas ligeras por otras más acordes con las bajas temperaturas, igual podemos hacer con nuestra alimentación. Los productos de temporada y un poco de ejercicio diario nos ayudará a mantenernos en nuestro peso.

Y teniendo en cuenta que nuestro cuerpo tiene unos requerimientos, depende de nosotros que estén suficientemente cubiertos. Sin excesos podemos confeccionar una dieta de invierno con los siguientes alimentos:

– Las dietas de invierno deben estar basada en alimentos que produzcan calor, como los vegetales (cocidos o al horno), sopas de verduras y raíces como zanahorias, cebollas, patatas o ajos.

– También, deberíamos incluir una buena dosis de productos de temporada, sobre todo algunas verduras como las alcachofas, espinacas, acelgas, coliflor, puerros, brócoli, col o berza. Además de su importancia nutricional y su contribución a mantener el peso ideal, también tienen una ventaja ecológica. Con su consumo contribuimos a respetar el ciclo natural de producción, lo que conlleva una repercusión positiva en el medio ambiente.

– Todas las semanas debemos incluir dos raciones de legumbres (judías, lentejas, garbanzos, habas…).

– Nos vendrá muy bien tomar algunos frutos secos, como las nueces y castañas y ensaladas de escarolas, endivias con un toque de brotes germinados de soja.

– Y como proteína básica, es aconsejable comer más pescado que carne roja y quesos. (todo con moderación)

Para los vegetarianos, Tofu y Algas, ricas en vitaminas y minerales.

Las infusiones son un acompañamiento perfecto para estos meses de frío y además nos ayudarán a una mejor regulación del tránsito intestinal y nos aportarán muchos beneficios. Podemos preparar infusiones de raíz de Malvavisco, Hinojo, Cola de Caballo, Te Verde o Rojo.

El ejercicio. A pesar de la tendencia al sedentarismo del invierno, no debemos descuidar nuestro cuerpo.

Si queremos sudar realmente la camiseta podemos probar con la bicicleta estática; si queremos tonificar todo el cuerpo sesiones de piscina cubierta; y si queremos disfrutar de los paisajes otoñales todos los fines de semana un poco de senderismo.

A los que les guste mover el esqueleto, pueden bailar para mantener las articulaciones en forma. También podemos practicar yoga y ejercicios de respiración o simplemente hacer estiramientos para nuestra espalda y columna vertebral.

Recuerda tres reglas de Oro:

  • Comer y beber forman parte de la alegría de vivir.
  • Consume gran variedad de alimentos pero no gran cantidad.
  • Mantener un peso estable es signo de equilibrio nutritivo.

Ya te hemos dado las principales claves para mantener nuestro peso durante estos meses de invierno, unos consejos que podemos aplicar durante todo el año. Ya verás como te sientan genial.

Desde El Naturalista te deseamos ¡felices fiestas!