NAVIDAD

Si te ha pillado el toro y aún no sabes qué cocinar para Navidad, aquí tienes dos opciones tan saludables como sabrosas. Porque sólo por el hecho de que sean fiestas, no tenemos que comer en exceso y abusando de los dulces.

Lo más importante es:
Incluir siempre que sea posible, frutas y vegetales en tus platos.
Pensar un menú y no salirse de él, ya que cuanto más tengamos a nuestro alcance, más comeremos.
Elegir carnes magras y alimentos bajos en calorías.

Y ahora sí, nuestra propuesta:

Aperitivo
Tosta de pimientos con queso o brochetas de jamón de pato, mango y uvas.

Entrante
Una sopa de marisco siempre es buena opción, algo calentito para el tiempo que tenemos en diciembre, con mucho sabor, hierro, proteínas y pocas grasas.
Y si no, aguacates rellenos, que nos aportarán hierro, potasio y fibra.

Plato principal
Os proponemos unas pechugas de pollo rellenas de higos, acompañadas con piñones salteados, lombarda braseada y manzana.

O carne de ternera asada con salsa de pimientos del piquillo, acompañada con unas patatas caramelizadas con naranja y vino tinto, o con coliflor asada al pimentón con frutos secos.

Postre
No nos resistamos a los polvorones y el turrón, pero una idea para reducir el consumo de estos dulces es servirlos acompañados de frutos rojos u otras frutas y en pequeñas cantidades, para equilibrar.

¿Os animáis a hacer alguno de los platos?
¡Feliz Navidad!