CAFE

Estás trabajando y de repente te entra un sueño horrible, pero no puedes dormirte, tienes que seguir bien despierto para rendir. ¿La solución? Te tomas un café.
Perfecto, solucionado.
Pero, ¿sabías que hay gente a la que esta bebida le produce el efecto contrario?

Un estudio de la Universidad de Columbia determinó que ni el café ni otros estimulantes como las anfetaminas incrementan los niveles de motivación, a no ser que seas perezoso. Si eres una persona activa, no tendrán ningún efecto sobre ti o tendrán el efecto contrario.

Para este estudio se tomaron dos muestras de ratas de laboratorio: unas perezosas y otras activas. A los dos grupos se les dio café y anfetaminas y sólo las perezosas se activaron y consiguieron respuestas rápidas.

Así que si te consideras una persona activa, ten en cuenta que estos estimulantes pueden ser perjudiciales para tu rendimiento.