ONAGRA

La onagra es una planta con muchísimas propiedades y toda ella es comestible, aunque desde el punto de vista medicinal la parte más interesante son las semillas de sus flores de las que se extrae, mediante extrusión en frío, el aceite de onagra.

Es una planta originaria de América del Norte y a lo largo de la historia ha sido empleada por las tribus nativas de estos territorios por sus excelentes propiedades curativas.
Se compone de ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico, el Omega 6 o el denominado ácido gamma-linolénico; y es fuente de Vitamina C.

De la onagra siempre se ha dicho que es la planta de las mujeres, ya que la mayor parte de sus beneficios se usan para el alivio de los síntomas del período menstrual o la menopausia. Pero también tiene utilidad frente a trastornos de la piel, como la dermatitis, eczemas o acné.

Las perlas de aceite de onagra hacen que el ciclo sea más llevadero previniendo la irritabilidad, depresión, sensación de hinchazón, dolores de cabeza y otros síntomas del síndrome premenstrual.

Y además aportan otros beneficios como:

– Regulación de la secreción lacrimal y salivar.
– Regulación de la producción de grasa en la piel.
– Ayuda para el funcionamiento de nuestro sistema de defensas o inmunológico.
– Impide la formación de sustancias inflamatorias.
– Inhibe la formación de coágulos o trombos.
– Es un buen aliado para proteger el estómago y hacer una buena digestión.
– Tiene acción vasodilatadora, por lo que resulta útil en problemas cardiovasculares.
– Su uso previene la aparición de las alergias respiratorias y reduce los estornudos y el lagrimeo.

Se recomienda tomar de 2 a 4 cápsulas al día junto a un vaso de agua, preferentemente durante las comidas.

¿Os unís a los poderes de esta súper planta?