20 de junio de 2016

Arte a cielo abierto

Inhotim, además de jardín botánico, y centro cultural y de eventos, es el museo al aire libre más grande del mundo. Un proyecto social que trata de impulsar la cultura entre los colectivos de la principal cuenca minera de Brasil.

Os hablamos de la localidad llamada Brumadinho, a 60 km de la capital del Estado brasileño de Minas Gerais. Un lugar en el que 140 hectáreas están reservadas para este museo que lleva 10 años en activo. Una experiencia artística a la par que salvaje y de contacto total con la naturaleza: bosques de bambú, lagos artificiales, plantaciones de orquídeas, y más de 500 obras de artistas de 30 países diferentes. Incluyendo la piscina literaria del argentino Jorge Macchi, en la que te puedes bañar, o la Vegetation Room de la española Cristina Iglesias.

Inhotim se considera una de las mayores colecciones de arte contemporáneo de America Latina que no para de crecer de forma natural.
Sin duda una actividad que sana cuerpo y mente, y hace que desconectemos de lo ordinario para disfrutar de lo extraordinario del arte y la naturaleza.

Y es que el arte tiene muchos beneficios en nuestra salud, ya que nos hace más observadores, estimula nuestra imaginación, realza nuestra capacidad resolutiva, reduce el estrés, y mejora las capacidades cognitivas y de memoria. Y si además de verlo, nos atrevemos a llevar a cabo alguna disciplina artística, los beneficios se multiplican.

Así que os animamos a encontrar vuestro artista interior y a potenciarlo. O por lo menos, a ir a algún museo de vez en cuando, o visitar Inhotim si alguna vez vais a Brasil.