deporte

O por lo menos si lo practicas, lo serás un poco más.

Todos conocemos los numerosos beneficios de hacer deporte: reduce el estrés, la depresión, los estados de ira y frustración…

De hecho, son muchas las personas que practican algún deporte para olvidarse de los problemas del día a día, para desconectar del trabajo o buscar alivio cuando se ven agobiados, más que por tener un buen físico.

Si hay algo que nos cuida mental y físicamente, para qué queremos más. Y lo mejor es que recientemente se han hecho estudios que demuestran que el deporte también hace que las personas tengan mejor memoria y más facilidad para adquirir nuevos conocimientos.

Según el neurólogo Scott A. Small (Universidad de Columbia), el ejercicio aumenta el riego sanguíneo en el cerebro. Y con ello, los vasos capilares se ensanchan en el área de la memoria agilizando la capacidad de aprender nuevas palabras en un 20%.

Y a los adictos al trabajo, tenemos que deciros que si hacéis una pausa en vuestra jornada para hacer deporte, volveréis con más energía, tendréis menos fatiga mental y más agilidad, y las relaciones en el entorno fluirán mejor al haberos liberado del estrés.

Mantener una vida activa favorece la creación de nuevas neuronas y es esto lo que ayuda a contrarrestar los desórdenes mentales asociados al estrés y la depresión, aumentando los niveles de autoconfianza.

Sea el deporte que sea va a tener beneficios, desde el yoga hasta el boxeo. No importa la intensidad sino la calidad del ejercicio y ser capaces de adaptarlo a nuestra rutina.

Así que, ¿qué hacéis aún sentados?