memoria

Cada vez más gente sufre el efecto Dory a una edad más temprana. Olvidos tontos que van produciéndose con mayor frecuencia: un día son las llaves, otro el móvil, otro algo que teníamos que hacer. Y de repente nos vemos viviendo con miles de alarmas o rodeados de post-its que nos recuerdan lo que no conseguimos retener en la memoria.

Como os contábamos el otro día, la tecnología puede ser la culpable de este problema, pero también puede ser algo genético, deberse al estrés, la falta de sueño, la hipertensión o al consumo de ciertos medicamentos que adormecen el cerebro produciendo la pérdida de memoria.

Pero, por suerte, la naturaleza es sabia y siempre tiene soluciones para todo. Os contamos algún truco para mantener nuestra memoria activa:

Infusiones de salvia: la salvia tiene muchos beneficios, pero en las últimas investigaciones se ha demostrado que su ingesta mejora la memoria e incluso puede minimizar el Alzheimer. El romero también tiene estas propiedades.

Frutos secos: ya os contábamos los beneficios de las nueces, pero en general los frutos secos son ricos en fósforo, que ayuda a mantener la memoria activa.

Jengibre: esta planta tiene innumerables beneficios para nuestra salud, y se puede consumir tanto en infusiones como en ensaladas.

Levadura de cerveza: es rica en vitamina B1, que actúa sobre el sistema nervioso y mejora el rendimiento intelectual.

Frutos rojos: los arándanos, las frambuesas, las moras… fortalecen la memoria, debido a que sus compuestos antiinflamatorios y antioxidantes retrasan el deterioro cognitivo que se presenta con el envejecimiento.

Ginkgo biloba: es una planta que contribuye al rendimiento intelectual normal y disminuye el cansancio y la fatiga, debido a su riqueza en vitaminas B5, B6 y B12.

Pero no todo se queda en los alimentos, mantener la mente activa es muy importante para que la memoria funcione correctamente. Leer, hacer ejercicios mentales, hablar con uno mismo, hacer esquemas, listas o relaciones de ideas, también son algunas formas de facilitar el recuerdo.

¿Os acordaréis de todo?