El exceso de peso es algo común en una sociedad como la nuestra en la que prevalece la mala alimentación y el sedentarismo (consumo insuficiente de frutas y verduras, comida rápida, alimentación rica en grasas, no hacer actividades el aire libre, pasar demasiado tiempo al ordenador, etc).

Lógicamente la solución es mantener una dieta adecuada y realizar ejercicio. Pero, como no siempre es posible, a veces viene bien la ayuda de plantas medicinales para controlar el peso.

Muchas plantas medicinales se usan para adelgazar porque son:

  • Depurativas: actúan eliminando toxinas acumuladas en el cuerpo.
  • Digestivas: contribuyen a mejorar el metabolismo digestivo y hepático ayudando a realizar una buena digestión de los hidratos de carbono, grasas y proteínas.
  • Diuréticas: ayudan a eliminar el exceso de líquido de nuestro organismo.

Y estas propiedades las encontramos en plantas como:

– El Té verde: los beneficios de esta planta son debidos a su riqueza en antioxidantes, que por sus propiedades termogénicas o lipolíticas ayudan a eliminar grasas, porque la emplean como fuente de energía.

– La Alcachofa: las hojas de la alcachofa aumentan la producción de bilis y con ello mejoran las digestiones de comidas ricas en grasas. Además, debido a su efecto diurético y desintoxicante se utiliza en tratamientos de control de peso.

– El Hinojo: estimula la digestión y aumenta el metabolismo gástrico e intestinal. Por su riqueza en aceites esenciales (fundamentalmente anetol), el hinojo se emplea en aquellos casos en los que interesa favorecer la eliminación de gases que se producen durante la digestión.

– El Citrus: que actúa estimulando el consumo de grasas con la consiguiente obtención de energía.

– El Mate: las hojas de mate han sido empleadas tradicionalmente en la elaboración de bebidas estimulantes debido a su contenido en cafeína, y como digestivo y diurético.

En general, el tratamiento fitoterapéutico de la obesidad da mejores resultados cuando se utilizan combinaciones de plantas, debido al proceso de sinergia que se produce entre los principios activos de las distintas plantas utilizadas.

Si existe un sobrepeso importante, su control debe estar bajo supervisión médica. Si por el contrario, el sobrepeso no es tan importante, las plantas medicinales son un complemento para la pérdida de peso, siempre y cuando sigamos las recomendaciones que nos marque el nutricionista o farmacéutico.