El lunes empezó la primavera, y con el buen tiempo, el solecito y los días cada vez más largos también viene la astenia.

Aunque hay gente que lo piensa, los médicos aseguran que la astenia no es ninguna enfermedad, simplemente se trata de un proceso de adaptación del cuerpo al cambio de estación, a los nuevos horarios y a las temperaturas. Y esto puede provocar apatía, cansancio y desgana, pero no por ello hay que atiborrarse a vitaminas ni tomar medicamentos.

Así que nuestra recomendación es que incluyáis en vuestra dieta los alimentos de los que hablábamos el lunes para mejorar los ánimos. Y, por si seguís necesitando un extra de energía os contamos los beneficios de la jalea real.

Seguro que ya sabéis de lo que os hablamos. Se trata una sustancia natural que segregan unas glándulas ubicadas en la cabeza de las abejas obreras jóvenes y que resulta beneficiosa para nuestra salud por diversas razones. Entre ellas podríamos destacar que es un soporte energético fundamental, que reequilibra nuestro sistema nervioso y contribuye a optimizar las funciones del organismo. Un producto, por tanto, muy recomendable, siempre y cuando no nos pasemos con su consumo.

Además a causa de los habituales ritmos de vida, nuestra alimentación puede llegar a resentirse dando lugar a la falta de nutrientes, y aquí de nuevo la jalea real nos puede echar una mano, ya que contiene una gran cantidad de vitaminas, sobre todo del tipo B y minerales como potasio, hierro, silicio y cobre. Aporta también ácido fólico y triptófano, la sustancia relacionada con la liberación de serotonina en nuestro cerebro y la consiguiente sensación de bienestar.

La jalea real se utiliza desde hace años como un magnífico complemento nutricional, y en la gama de productos de El Naturalista se puede encontrar en viales bebibles tanto para adultos como para niños, y también en cápsulas con ginseng.

Por sus componentes se dice que es tonificante y estimulante, potencia la concentración y nos ayudará en aquellos momentos en las que nuestras defensas pueden disminuir como en los cambios de estación. Además acompañada con Propoleo nos puede ayudar en los procesos catarrales, y presenta propiedades bactericidas y bacteriostáticas.

Y, por supuesto, no hace falta decir que el ejercicio diario también ayuda a que nuestro ánimo mejore. Así que aprovechad el buen tiempo para hacer actividades al aire libre.