En muchas ocasiones estos meses de frío hacen que nuestra alimentación sea más fuerte, con comidas más consistentes que nos ayudan a coger energía y a entrar en calor. Pero a veces, pueden provocar que nuestra digestión sea más pesada y esto supone una molestia cuando tenemos poco tiempo para comer y volver rápido al trabajo.

Cocidos, pucheros, lentejas y un amplio abanico de “recetas de la abuela” que con el frío entran la mar de bien pero hacen que levantarnos de la silla cueste un poco más.

Nosotros, que somos del norte y sabemos de frío y de estofados, cocidos y platos consistentes, no hablamos por hablar, sino que os recomendamos algunas de las infusiones naturales que desde hace generaciones se toman para favorecer la digestión y eliminar las molestias que podamos sentir después de comer:

Estragón: El estragón es una hierba muy aromática que favorece la digestión y ayuda a expulsar el gas de los intestinos. Su acción terapéutica es gracias a la riqueza en monoterpenos aromáticos y flavonoides, que estimulan las secreciones digestivas.

Es una hierba natural perfecta para tratar la mala digestión, el flato, aliviar los retortijones y los cólicos causados por gases.

Además, ayuda a prevenir las úlceras estomacales. Y es que después del limón, el estragón es la fuente natural más importante de nerol, un componente relacionado con el tratamiento de la gastritis y con propiedades antiulcerosas. Estimula la producción de bilis, por lo que ayuda a limpiar el hígado y la vesícula biliar.

Hinojo: El hinojo es una planta muy parecida al apio pero con un sabor que se acerca al del anís. Se utiliza como remedio y compuesto medicinal, así como en la gastronomía, ya que todas sus partes son comestibles y da un sabor peculiar a los platos.

Algunas de las propiedades y beneficios más conocidos del hinojo son: tiene propiedades antibacterianas que son muy eficaces para ayudar a eliminar el mal aliento, las bacterias y parásitos intestinales, así como infecciones. Pero también tiene otros usos muy conocidos, como su propiedad para reducir el apetito y el sueño, ayuda a regular la menstruación y tratar los cólicos, los malestares estomacales y mejora la visión.

hinojo-infusion

Manzanilla amarga: la manzanilla, conocida también como camomila romana, contiene un alto nivel de calcio, magnesio, potasio, hierro y zinc. Y es una planta natural con muchos beneficios para nuestro organismo, ya que estimula el apetito, mejora la digestión, favorece la expulsión de gases y alivia los cólicos.

Además, apacigua los nervios, combate el insomnio y produce una sensación de alivio general. También ayuda a combatir los dolores de cabeza, neuralgias y menstruaciones dolorosas e irregulares.

manzanilla-amarga-infusion

Regaliz: El regaliz es una planta natural cuyos usos medicinales y fitoterapéuticos son muy variados y de gran uso en la actualidad. El regaliz se presenta de muchas formas, en comprimidos, crema seca, cápsulas o preparada para infusión, que es de la que os estamos hablando ahora.

Es beneficioso para el aparato digestivo, gracias a sus propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, que ayudan a prevenir y tratar la pesadez de estómago, la indigestión o la colitis. El regaliz también tiene propiedades para contrarrestar la acidez estomacal y su uso continuado alivia el estreñimiento.

infusion-regaliz

Y tú, ¿qué infusión prefieres?