beneficios.aceite.argan.el.naturalista

El aceite de argán es un producto natural que se extrae de las semillas de un pequeño árbol conocido como argán o erguén que crece en la región suroeste de Marruecos, gracias a las características semidesérticas de su tierra, una zona cálida y árida. Estos árboles pueden vivir alrededor de un siglo y sus propiedades se remontas hasta hace cientos de años, cuando ya entonces los habitantes de las regiones donde se cultiva utilizaban su aceite para beneficiar a su salud y sobre todo las mujeres como producto de belleza.

Hoy, son muchas las propiedades que se conocen del aceite de argán, pero sobretodo se utiliza por su poder hidratante y nutritivo para la piel -es de fácil absorción y penetra en las capas profundas de la piel-, así como sus beneficios para el cabello y las uñas, ya que también tiene propiedades antioxidantes que contribuyen a neutralizar los radicales libres y a la regeneración celular.

aceite_de_argan_el-naturalista-online

Beneficios del aceite de argán en la piel

El aceite de argán se puede utilizar tanto en la cara como en el cuerpo, ya que los usos tradicionales cosméticos van desde el uso para el tratamiento de las arrugas, la sequedad, las marcas de acné o las irritaciones, así como las quemaduras, para calmar y relajar la zona afectada, y para las estrías, sobre todo en mujeres embarazadas.

  • Suaviza y protege la elasticidad de la piel.
  • Crea una base suave para antes del maquillaje.
  • Repara y suaviza la piel áspera de codos y talones.
  • Reduce irritaciones e inflamaciones.
  • Humecta la piel de los niños sin olores fuertes.
  • previene el acné.
  • Alivia enfermedades de la piel como los eczemas, la dermatitis o las psoriasis.

Beneficios del aceite de argán en el cabello

El aceite de argán sobre el cabello aporta brillo, fortaleza e hidratación. Se aplica sobre el cabello seco en gotas uniformemente distribuidas por la cabeza, extendiéndolo con un pequeño masaje y asegurándose que llegue a las raíces sin engrasar demasiado. Se deja actuar media hora y después puedes lavarlo con tu champú habitual.

  • Alimenta los capilares dando fuerza y elasticidad al pelo
  • Repara las puntas abiertas y secas
  • Si llevas tinte, prolonga el color
  • Acaba con la caspa provocada por la sequedad del cuero cabelludo
  • Desenreda, restaura y rejuvenece el cabello

También se puede usar sobre uñas quebradizas. Puedes agregar unas gotas de limón y aceite de argán al agua con que te haces la manicura y la pedicura para darle un brillo natural a tus uñas.

En el naturalista llevamos tiempo trabajando con el aceite de argán natural y son muchas las personas que ya lo utilizan de forma continua. ¿Ya lo has probado?