Aunque el tiempo no acompaña mucho con el cambio de estación, los cambios bruscos de temperatura, las lluvias repentinas y los desconcertantes días de calor -además de la vuelta al trabajo después de un buen verano- hacen que nuestro sistema inmunológico y nuestro cuerpo necesiten más fuerzas que nunca para no sentirnos bajos de defensas o caer enfermos de un día a otro.

La jalea real es un estupendo remedio natural para recobrar fuerzas y ánimos, con los que enfrentarnos de nuevo al otoño. Recordemos que es el alimento que consume la abeja reina de la colmena, así como las larvas hasta su tercer día de vida. Esto hace que la reina viva entre cinco y seis años, a diferencia del resto, que no llegan a los cuarenta y cinco días.

La jalea real es una sustancia viscosa de color amarillo creada y segregada por las glándulas faríngeas de las abejas obreras a partir de miel, néctar y agua que recogen del exterior, mezclándose con saliva, hormonas y vitaminas.

La Jalea Real es rica tanto en minerales, aminoácidos esenciales y vitaminas, sobre todo las del grupo B, aunque también aporta A, C y D. Su administración está indicada en casos de fatiga, decaimiento, en situaciones de cansancio, recuperación de enfermedades, mala alimentación y para ayudar a compensar los esfuerzos físicos e intelectuales.

Entre sus propiedades podemos destacar las siguientes:

  • efecto estimulante y tonificante del sistema nervioso
  • acción antiséptica y antimicrobiana
  • aumenta la vitalidad con recuperación de fuerza y energía
  • aumenta la resistencia al frío y a la fatiga
  • aporta la energía extra necesaria a niños y adolescentes

Su acción antiséptica y antimicrobiana ayuda a nuestras defensas y hace más rápida la proliferación de glóbulos blancos, por lo que se recomienda en periodos de epidemias gripales y como refuerzo del sistema inmunológico en los grupos de personas con más riesgo, ya que la Jalea Real está recomendada para personas de cualquier edad que necesite un aporte extra de energía diaria.

¿Cuándo se recomienda tomarla? Sobre todo en los cambios de estación como el otoño o la Primavera, preferiblemente en ayunas y durante un periodo de 20 a 40 días.

Propóleo

El propóleo es otro producto natural extraído de las colmenas de las abejas, al que se le reconocen propiedades curativas sobre las infecciones de bacterias, virus y hongos. Es útil en infecciones que afecten a los sistemas respiratorio, dérmico y genitourinario.

También podemos ayudar a nuestras defensas con productos que tengan en su composición vitamina C y equinácea.

Y así podemos disfrutar de cualquier momento sea cual sea el tiempo que hace, la energía que empleemos o todo lo que nos pongan por delante 😉