El naturalista_Consejos para hacer dieta

Todos hemos pasado alguna vez por ahí: de hoy no pasa, lorza querida, adiós, fue bonito mientras duró pero ha llegado tu hora: me pongo a dieta. Y pillas un libro con la última dieta milagro o pruebas unas pastillas mágicas anunciadas en televisión o bien dedicas una semana a tomar solo una determinada fruta o verdura.

Ponerte a dieta es poner a prueba tu cuerpo. Y no todas las dietas son eficaces y no todos los trucos son inofensivos. Por eso hay algunos consejos que creemos que deberías tener en cuenta a la hora de intentar adelgazar.

Empecemos con unos básicos y generales:

1. No hay una única dieta que sirva a todas las personas del planeta. No somos iguales y lo que funciona a unos puede no funcionar a otros. Sin embargo sí que hay puntos en común para todo el mundo.

2. Hay una dieta eficaz y duradera. Se llama “aprender a comer”.

3. Junto con la alimentación, otro factor clave de la obesidad y el sobrepeso es el sedentarismo. Hay que moverse.

4. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no perder más de 4 kilos en un mes. Y si ellos, lo dicen, por algo será.

5. El camino más fácil y saludable es el que te lleva a un nutricionista para que te oriente en una dieta personalizada y con unos objetivos alcanzables. Eso de hacérselo uno mismo tiene sus riesgos.

Y sigamos con unos más específicos:

1. Aunque los anuncios digan que Impossible is nothing, tampoco nos pasemos de utópicos y no pretendamos perder 30 kilos en dos días. Proponte adelgazar despacio. En estos casos es mejor el Just do it, pero sin prisas.

2. Las huelgas de hambre están muy bien para reivindicar derechos, pero no para hacer dieta. No comiendo lo único que haces es perjudicar tu salud.

3. Nunca vayas de compras con el estómago vacío. Así evitas tentaciones de picoteo.

4. No necesitas pesarte cada día, porque puedes desanimarte más fácilmente. Es mejor hacerlo una vez a la semana y así comprobarás tus progresos.

5. ¿Picas? Pues sí, que no estamos aquí para sufrir. Pero ya puestos te recomendamos mejillones al vapor, berberechos, sepia a la plancha o pepinillos en vinagre. Y escapa de las croquetas, patatas chips, empanadillas, snacks, etc.

6. No piques entre horas. Es mucho mejor no saltarte las comidas y así no llegamos a la hora de comer con tanta ansia por devorar.

7. ¿Comes fuera de casa? Pues pide platos sencillos, no demasiado elaborados y escapa de las salsas como puedas.

8. Si la comida es más fuerte de lo normal, compensa con la cena (y viceversa) comiendo alimentos ligeros como verduras y hortalizas, pescado blanco y lácteos.

9. Planifica. Apúntate todos los menús a una semana vista para saber siempre qué te toca comer cada día.

10. Aceite de oliva para cocinar y condimentar. ¿Por qué? Pues porque la temperatura que necesita el aceite de oliva es superior a la que necesita el de semillas y eso dificulta la presencia de sustancias nocivas en el organismo.

11. Recuerda: 5 comidas al día. Establece unos horarios para cada una de ellas y no te los saltes. Así crearemos hábitos y regularemos mejor nuestro organismo.

12. No suprimas ninguna de las tres comidas principales: desayuno, comida y cena con el propósito de hacer la próxima en mayor cantidad.

13. Come bien, bien sentado, sin prisa, y masticando los alimentos para mejorar la digestión. Tu cerebro necesita 20 minutos para captar la sensación de saciedad. Por eso si comes deprisa y sin masticar te costará más sentirte saciado y comerás más. Y engordarás más, por tanto.

14. Top Chef está muy bien, pero vayamos a lo básico: vapor, hervido, plancha, horno, etc. Son las técnicas más saludables y las que incrementan el valor nutricional de los alimentos.

15. Evita los fritos, rebozados, estofados y caldos grasos. Que sí, que están muy buenos, pero aquí hemos venido a perder peso.

16. En cuanto a los huevos, no debes superar los 4 por semana. Es más, deberías reducir a 2 unidades si quieres regular el nivel de colesterol. Puedes hacer una tortilla con unas gotas de aceite (de oliva), un huevo entero y la clara del otro.

17. Agua, agua, agua, es fundamental. Bebe entre 1.5 y 2 litros de agua de forma continuada y a lo largo del día, ya sea durante las comidas o fuera de ellas.

18. Incluye cada día frutas y verduras para asegurar un buen aporte de fibra. Son buenas fuentes de fibra la verdura cruda, las legumbres, fruta, pan integral, etc.

19. Podemos conseguir un plato completo y nutritivo si cocinamos las legumbres con verduras, cereales o patatas. Por ejemplo: lentejas con arroz, garbanzos con espinacas, judías con patatas y hortalizas (tomate, cebolla, ajo, pimiento, etc). Las legumbres son una excelente fuente de proteína vegetal. Si tomamos legumbre como plato principal no será necesario añadir un alimento proteico (carne, pescado, huevos).

20. Haz lo posible por evitar el consumo de azúcares simples: bollería, pastelería, azúcar, refrescos, etc.

21. Disminuye las grasas saturadas: carnes grasas, nata, mantequilla, helados cremosos, etc.

22. Te recomendamos consumir más pescado que carne. Puedes consumir tanto el blanco como el azul, ya que ambos son una excelente fuente de ácidos grasos de la serie omega.

23. En cuanto a la carne, elígelas magras: pollo, pavo, partes magras de cerdo y ternera, conejo, etc. En cualquier caso elimina la piel de las aves y las grasas visibles en todas las carnes.

24. Toma leche y yogures desnatados a diario.

25. Evita el alcohol y los refrescos, sobre todo los que llevan azúcar en su composición.

26. Estar a dieta no debe traerte sinsabores. Por eso puedes utilizar especias para que te resulte más agradable comer.

27. Es muy importante realizar ejercicio físico de forma habitual. Nos ayudará a combatir con éxito el sobrepeso. No es necesario que ganes ninguna medalla, bastará con 1 hora al día de paseo o media hora apretando un poco el ritmo.

28. Duerme. Si no te has dormido tras leer toda esta parrafada, te recomendamos alguna infusión tranquilizante o contar ovejas, pero es muy importante que sigas un ritmo con las suficientes horas de sueño.

Pero todo esto que acabas de leer son consejos genéricos. Te recomendamos de nuevo la visita a un nutricionista que te propondrá una dieta específica en base a tu peso, edad y actividad física.

Nosotros tenemos productos naturales que te ayudarán a completar la dieta, a quemar calorías y a mantener tu peso, pero lo de hacer milagros aún no lo tenemos muy perfeccionado ; )

Esto sí que es en serio, puedes probar con las dietas milagro y los métodos in-fa-li-bles, pero no es muy recomendable. Hay gente muy profesional que sabe cómo ayudarte, no hay premio sin esfuerzo y sobre todo no bajarás ni un gramo si tú no quieres. Es tu salud, así que no dejes de comer y no tengas prisa.

Ya nos dirás qué tal.